int-social-3.jpgint-social-2.jpgint-social-5.jpgint-social-1.jpgint-social-4.jpg

La UPSA es reconocida por su prestigio institucional y el de sus programas, por la calidad de sus docentes y el nivel de sus graduados. Asimismo, por sus proyectos de investigación, sus procesos de internacionalización, sus programas de educación continua y de interacción social que fortalecen el vínculo universidad-empresa y la comprometen con la comunidad.

En su primer año, la Universidad realizó dos importantes actividades de interacción social, ambas de carácter pionero en el medio: la Escuela de Temporada y el primer Concurso para Bachilleres, la primera se realizó durante más de 15 años y la segunda, que continúa vigente, nació como Concurso Nacional para Bachilleres patrocinado por la Empresa Cruceña de Papel Kupel, y a partir del año 2000, por la CAINCO, constituyéndose en el más prestigioso concurso de su tipo en el país.

Para fomentar la excelencia, se estableció un sistema de becas automáticas destinadas a los mejores estudiantes de cada carrera, las que se otorgan desde entonces, sin ningún trámite por parte del alumno beneficiado. Esta iniciativa, desconocida para el medio entonces, fue muy bien acogida por las empresas locales interesadas en apoyar a la UPSA, y varias de ellas las financiaron por un tiempo. Esta política de “Becas a la Excelencia” es muy valorada por los padres y estudiantes.

El espíritu de servicio a la comunidad motivó la firma de un convenio con la Casa de la Cultura Raúl Otero Reiche para que los estudiantes desarrollen proyectos de arquitectura para los centros culturales de barrio y elaboren videos de divulgación cultural sobre el oriente boliviano. Todas las carreras organizaron seminarios, cursos y conferencias sobre temas económicos, culturales, científicos, profesionales y tecnológicos.

Otra actividad destacada de los primeros años de la UPSA fue la participación de la Universidad en las “Jornadas Santa Cruz 2000”, que habrían de orientar las políticas públicas y privadas durante los años siguientes.

En el ámbito de la Extensión, la UPSA creó la Dirección de Investigación y Postgrado, el CENACE, el DABE y sus laboratorios, los proyectos más ambiciosos de su historia institucional hasta entonces, como el diseño de 104 planes maestros de escuelas municipales que aplicaría el Gobierno Municipal; posteriormente, la investigación de todas las especies maderables del país que todavía no han sido estudiadas y la capacitación en distintos niveles de las más importantes empresas de servicio e industriales del país. Se potenció el Centro de Emprendimiento que cada semestre organiza una feria en la que los estudiantes presentan planes de negocios, muchos de los cuales son efectivamente llevados a la realidad.

Con el paso del tiempo, las tareas de responsabilidad social se sistematizaron a través de la creación de nuevos programas de becas y acciones concretas desarrolladas por los estudiantes en el marco de materias y, particularmente, de proyectos de apoyo a la comunidad coordinados por las Facultades y el Departamento de Asesoría y Bienestar Estudiantil.